Un hombre casarse

El negocio de la prostitución se ha disparado con la crisis económica. Especialmente delicado es el caso de los jóvenes que venden su cuerpo para salir adelante. Concha Borrell repite esa frase una y otra vez en sus clases de prostitución. Sus alumnas son seis chicas que quieren ser prostitutas. La lección empieza a primera hora de la mañana en un aula que Concha ha alquilado en el centro de Barcelona. Esta catalana de 42 años es terapeuta sexual y prostituta desde hace ocho años. Las alumnas que van entrando al aula son chicas jóvenes, demasiado en algunos casos, con la experiencia con los hombres que una recién cumplida mayoría de edad te puede dar.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Hago unas mamadas que flipas, bombon española chicos!! En nuestro prime Novedad en granada! Brasileña, chiquitita y sexy. Asistenta del este con ganas de saber morenazo andaluz. No te preocupes por nada, yo me ocupo de todo, de Espectacular rusa novedad en Bomba, implicada y cariñosa!!!!

349 350 351